Caja Rural

 

El reto puesto por el cliente era la creación de un Programa Integral de herramientas de merchandising para el conjunto de las Cajas Rurales para potenciar y unificar su imagen de marca a través de toda la red comercial, de más de 3.500 oficinas.

Para ello ICBrand afrontó el reto a través del desarrollo y edición de un catálogo de uso corporativo global, con una línea de soportes de merchandising propia orientada a la flexibilidad y la plena funcionalidad, donde todas las herramientas diseñadas permitan una fácil integración en cada Caja Rural, independientemente de su tipología específica.

Todos los elementos diseñados y fabricados tenían un doble propósito: por un lado unificar el interior de las oficinas, a través de los colores corporativos, la distribución de los elementos y la imagen de marca; y por otro, comunicar y transmitir eficazmente los productos y servicios que ofrece la entidad de una manera atractiva, mediante un programa modular de merchandising adaptable y escalable, siempre preparado para la respuesta a nuevas necesidades del cliente sin realizar nuevas líneas de displays, si no adaptándose a la ya creada para optimizar costes.
Esta característica inicial del proyecto tomó gran relevancia a posteriori, dado que, una vez realizada la primera implantación de soportes, el cliente observo que necesitaba aportar mayor visibilidad a sus oficinas y promociones durante la noche, así como unos nuevos soportes porta folletos para el interior. Para solventarlo, se propuso la creación de un soporte luminoso auto portante de bajo mantenimiento, y un tótem con porta folletos tamaño tríptico, en la línea de los pre-existentes.
Share
Share This